Mi periodo, las toallas, las copas y yo

image

Es increíble como éste mundo de los productos femeninos reusables han cambiado mi vida… Ya llevo en esto 3 años y no vuelvo atrás. En este artículo les haré un resumen de mí, mi periodo y como fue que hice el cambio.

image

Les cuento que mi periodo ¡era, ERA una pesadilla! Mi primer periodo fue a los casi 11 años. Mi flujo es abundante, pero antes era un desastre. No sólo era el flujo, los dolores eran súper fuertes; me daba debilidad, mareos, fiebre, náuseas… Como si tuviera un virus mensualmente por al menos 2 días. Como la gran mayoría en nuestra cultura, fuimos criadas con el tabú de la sangre menstrual y lamentablemente con el concepto de utilizar y botar.

image

Yo con mi niña y mis primeras Wonderpads

SIEMPRE tenía que utilizar tampones “S” (súper), más toallas sanitarias “overnight”. Pero todo eso cambió hace aproximadamente 3 años, gracias a mi hija; gracias a que en aquel entonces me quedé sin trabajo también.
Cuando mi niña nació, por varias razones (que no vienen al caso), me quedé con ella a tiempo completo. Con la liquidación de aquel trabajo, hice la inversión de los pañales de tela… ¡Wow! Quedé sorprendida yo, y mi ex esposo mucho más, pues al comienzo (no se los niego), estábamos incrédulos. Eso de pañalear, reutilizar, ahorrar y cuidar el ambiente, más los otros beneficios que tiene, ya era parte de nuestro diario vivir.

image

Podemos aportar nuestro grano de arena para que esto no siga pasando

Nunca me excedí en comprar pañales para coleccionar como hacen muchas madre, sólo tuve lo necesario… Uno, dos meses después, comencé a indagar sobre las toallas menstruales de tela y resultó que sí existían y no sólo las toallas, ¡¡¡también la copa y más!!! Ya estaba tan convencida con los pañales, que comencé a utilizar tela para mí casi inmediatamente MÁS la copa. Ahí conocí los Wonderpads y mi primera copa, que fue la MeLuna. Me acoplé bastante rápido a ambas cosas. Demás está decir que mi vida cambió ¡PARA BIEN! Ya no me pongo como antes y apenas me dá de mil en cien dolor. Al cabo de los 5 meses, los días que estaba en periodo bajaron de 6-7 a 4-5 máximo. Mi ciclo menstrual ahora es agradable, no me molesta cuando llegan ésos días; me siento cómoda, protegida, limpia, saludable y pongo mi granito de arena para con el ambiente… Es tanto el daño que provocan los químicos de las toallas desechables! ( ENTRA AQUÍ). Luego probé un par de marcas más de copas y ahora miren donde estoy escribiendo! Recibiendo copas de las compañías para mostrarlas aquí 🙂 y ayudar a otras a cambiar. Desde antes de haber comenzado a escribir sobre el tema hasta ahora, ya perdí la cuenta de a cuántas madres ayude en cuestión de pañales de tela y las que han hecho el cambio para ellas.

image

La sangre no es algo sucio; aunque no lo crean, tampoco apesta (el mal olor lo producen los químicos). La menstruación es algo con lo cual debemos aprender a vivir nos guste o no. Al utilizar estas opciones alternativas, nos conectamos más con nuestra feminidad, el ser mujer, el amarnos a nosotras mismas… Todo mi pensar acerca de la sangre menstrual, cambió y lo mejor de todo es que hice un excelente grupo de amigas que también hicieron el cambió y seguiré contando conforme siga pasando el tiempo! Espero mi experiencia las siga motivando… ❤ Como siempre, ¡¡¡gracias por leer y BENDICIONES!!!

image

2 comments

  1. Amelia says:

    Muy cierto. Yo estoy haciendo la transición de desechables a tela, y espero buenos resultados. Desde pequeña mis periodos han sido devastadores(hemorràgicos por PCOS [policystic ovary syndrome]) y poco a poco he ido tomando el timón de ellos. Empecè con ejercicio y cambiando alimentación. Ahora este es el complemento que me falta. Gravis por toda la información y tu tiempo para con nosotras. Te leo desde Arizona 😉

    • Yanis Rivera says:

      ESO definitivamente es lo que le faltaba! Ya verás el cambio para bien que tendrán tus ciclos menstruales. Te felicito por la decisión. Un abrazo

Deja un comentario